martes, 29 de octubre de 2013

Toulouse (otra vez)

Caracol está disfrutando de esta visita turística:

En la plaza del Capitolio, corazón de Toulouse, espantando a los transeúntes con su tamaño gigante.

Este edificio es la sede del ayuntamiento de Toulouse, y su construcción fue iniciada en 1190, con el objetivo de establecer una sede para el poder municipal.

La primera sede del Capitolio se encontraba en lo que es actualmente la Rue la Fayette, a la altura de La Poste. Posteriormente se fueron añadiendo construcciones nuevas y tirando otras, con lo que obtenemos un conjunto heterogéneo de edificios, donde el más antiguo que se conserva actualmente es la torre del Donjon, de 1525, antigua mazmorra y sede de los archivos municipales. Actualmente alberga también la oficina de turismo.

La fachada que se ve en la foto, detrás de Caracol, fue construida en 1750, por el arquitecto Guillaume Cammas, y está llena de simbolismo. Las ocho columnas de mármol que la adornan, representan los ocho primeros cónsules o capitolus, encargados en aquella época de dirigir cada uno de los ocho distritos en los que se dividía la ciudad. El objetivo de semejante obra era ocultar y armonizar el variopinto conjunto de edificios de que se componía la sede municipal.

Y aquí viene lo curioso. Una obra que se alarga tantos años en el tiempo, es normal que sufra ciertas vicisitudes políticas. Pues bien, para poder realizar la obra y la plaza anexa, se debió pedir permiso al rey Luis XIV, (sí, el Sol), que lo concedió bajo la condición de que la Place Royale incluyera una estatua ecuestre en su memoria. El pobre Roi Soleil murió de viejo en 1715, sin ver tan magna obra acabada.

El caso es que la plaza, además, se terminó en 1792, época convulsa donde las haya en la historia francesa, donde se llevaba cortar el pelo a la altura del cogote, y los reyes estaban mal vistos. Así que ni plaza real ni caballito de bronce; se quedó como plaza del Capitole, y alberga un caracol de lo más mono. ¿Qué os parece?

1 comentario:

  1. Macarena, nos encanta los paseos que se da xino xano contigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.